Usuarios

Todos los horarios son UTC - 4 horas





Nuevo tema Responder al tema  [ 31 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4  Siguiente
  Imprimir vista | Email a un amigo

Re: Gabriel Lopez de Rojas retorna al judaismo
Autor Mensaje
NotaPublicado: Vie Ago 07, 2009 4:12 am 
Desconectado

Registrado: Jue Ago 06, 2009 4:02 pm
Mensajes: 5
Shalom,

Las palabras del Nuevo Testamento no tienen valor, porque las traducciones no son originales. Están tergiversadas por los idólatras paganos que hicieron traducciones llevándolas hacia el terrenos de sus intereses idólatras, paganos y antisemitas.
Al Yeshuah le mató una casta corrupta, no todos los judíos. Eso es mentira. Pero el culto a ese ídolo es un pecado y no alcanzará la paz (shalom) hasta dejarlo, arrepentirse y ser todos judíos.
¿El Rabino converso? Cada uno puede convertirse en un adorador de ídolos (Yeshuah, santos, papas) y en sucio.
D's no quiere en Torah adoración de imágenes. Lo demás (cristianismo pagano de Pablo, paganos y cultos) son idólatras y contrarios a D's.
Ríndete a Hashem y no un hombre. Los hombres son polvo cucarachas en comparación.

R. Gordon


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil Email  
Responder citando  

Re: Gabriel Lopez de Rojas retorna al judaismo
NotaPublicado: Vie Ago 07, 2009 4:19 am 
Desconectado

Registrado: Jue Ago 06, 2009 4:02 pm
Mensajes: 5
Todos los retornados o conversos al judaísmo son santos, no deleznables. Gabriel López de Rojas y otros retornados o conversos son nuestros SANTOS. Respeto a nuestra religión y su Salvación. Respeto a los judíos. QUÉ EN ESTE FORO SE DEJE DE DISCRIMINAR A JUDÍOS CON MENTIRAS ANTISEMITAS.

SOMOS EL PUEBLO ELEGIDO Y TODOS, TODOS, AL FINAL VERÁN QUE HASHEM ES EL ÚNICO D'S.

Baruj ata adonay elohenu melej haolam

Shema Israel Adonai Eloheinu Adonai ejad


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil Email  
Responder citando  

Re: Gabriel Lopez de Rojas retorna al judaismo
NotaPublicado: Vie Ago 07, 2009 4:24 am 
Desconectado

Registrado: Jue Ago 06, 2009 4:02 pm
Mensajes: 5
¿Por qué los judíos no creen en Jesús?
Enviado por Hasidim (traducido y adpatado para cristianos)

Los judíos no aceptan a Jesús como su Mesías porque:

- Jesús no ***plió las profecías mesiánicas.
- El cristianismo contradice la teología judía.
- Jesús no ***plió con los requisitos de Mesías.
- Los versículos bíblicos referentes a "Jesús" son traducciones incorrectas.
- La creencia judía está basada en una revelación nacional.

Es importante entender por qué los judíos no creen en Jesús. El propósito no es despreciar otras religiones, sino plantear y clarificar la posición judía. Cuanto más información haya para escoger, la gente podrá tomar mejores decisiones acerca de sus vidas espirituales.

Jesús No ***plió las Profecías Mesiánicas.

¿Qué es lo que el Mesías tiene que lograr?
La Biblia dice que debe:

Construir el Tercer Templo (Ezequiel 37:26-28)
Reunir a todos los judíos de regreso en la tierra de Israel (Isaías 43:5-6).
Traer una era de paz mundial, acabar con el odio, la opresión, el sufrimiento y la enfermedad. Como está escrito: "Una nación no levantará espada contra otra nación; y tampoco los hombres estudiarán más cómo hacer guerra"(ver Isaías 2:4).
Esparcir un conocimiento universal sobre el D-os de Israel - uniendo a toda la raza humana como una. Como está escrito:
"D-os será Rey sobre todo el mundo - ese día, D-os será Uno y Su Nombre será Uno" (Zacarías 14:9).
El hecho histórico es que Jesús no ***plió con ninguna de estas profecías mesiánicas.
El Cristianismo Contradice la Teología Judía

¿D-os como tres?

La idea cristiana de la trinidad divide a D-os en tres entes separados: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo (Mateo 28:19).
Esto contradice al Shemá, la base de la creencia judía: "Escucha Israel, el Señor es nuestro D-os, el Señor es UNO" (Deuteronomio 6:4). Los judíos declaran la unicidad de D-os cada día, escribiéndola en los marcos de sus puertas - las mezuzot, y atándola a sus brazos y a sus cabezas - los tefilín. Esta aseveración de la unicidad de D-os son las primeras palabras que se le enseñan a un niño judío, y las últimas palabras que se dicen antes de morir.
En la ley judía, el adorar a una trinidad divina es considerado idolatría - uno de los pecados cardinales por los que un judío debe dar la vida antes de transgredirlo. Esto explica por qué durante las inquisiciones y durante toda nuestra historia, los judíos han preferido dar sus vidas antes que convertirse.

¿El Hombre Como D-os?

Los cristianos creen que D-os vino a la tierra en forma de un hombre, como Jesús dijo: "Yo y el Padre somos uno" (Juan 10:30).
Maimónides dedica la mayoría de su libro "La Guía de los Perplejos" a la idea fundamental de que D-os carece de cuerpo, es decir de una forma física. D-os es Eterno, está por encima del tiempo. Es Infinito, más allá del espacio. No pudo haber nacido y no puede morir. Decir que D-os asume una forma humana hace a D-os pequeño, destruyendo Su Unicidad y Divinidad, como dice la Torá: "D-os no es un mortal" (Números 23; 19). El judaísmo dice que el Mesías va a nacer de padres humanos, con atributos físicos como cualquier otra persona. No va a ser un semi-dios, y no va a poseer características sobrenaturales. De hecho, un individuo vive en cada generación con la capacidad de tomar el papel de Mesías (ver Maimónides- Leyes de Reyes 11:3).

¿Intermediario Para el Rezo?

Una idea básica del cristianismo es que el rezo debe ser dirigido a través de un intermediario - por ejemplo confesar los pecados a un cura. Jesús mismo es un intermediario, como él mismo dijo: "Ningún hombre venga hacia al Padre sino a través mío".

En el judaísmo, el rezo es una cuestión totalmente privada, entre cada individuo y D-os. Como la Biblia dice: "D-os está cercano a todo aquel que lo llame verdaderamente" (Salmos 145: 18). Más aún, los Diez Mandamientos dicen: "No debes tener otros dioses delante de Mí", es decir que está prohibido poner un mediador entre D-os y el hombre. (Ver Maimónides - Leyes de idolatría cap. 1).

Participación en el Mundo Físico

El cristianismo comúnmente trata al mundo físico como algo malo que debe ser evitado. María, la mujer cristiana más sagrada es retratada como una virgen. Entre los curas y las monjas se maneja el celibato. Los monasterios están en lugares remotos y alejados.
Por el contrario, el judaísmo cree que D-os creó el mundo físico para nuestro beneficio, no para frustrarnos. La espiritualidad judía se obtiene mediante la utilización del mundo físico de manera tal que lo eleva. Las relaciones íntimas en un contexto adecuado es uno de los actos más sagrados que una persona puede realizar.
El Talmud dice que si una persona tiene la oportunidad de probar una fruta nueva y se rehusa a hacerlo, tendrá que rendir cuentas de ello en el mundo venidero. Las escuelas rabínicas judías enseñan cómo vivir dentro del bullicio de la actividad comercial. Los judíos no se retiran de la vida, la elevan.

Jesús No ***plió Con los Requisitos de Mesías.

Mesías como Profeta

Jesús no fue un profeta. La profecía sólo puede existir cuando la tierra está habitada por una mayoría de judíos. Durante el tiempo de Ezrá (C. año 300 a.e.c.) la mayoría de los judíos se rehusaron a desplazarse de Babilonia hacia Israel, por ende la profecía terminó con la muerte de los últimos profetas - Jagai, Zacarías y Malají. Jesús apareció en la escena aproximadamente 350 años después de que la época de los profetas había terminado.

Descendiente de David

El Mesías debe ser descendiente del Rey David por el lado paterno (Ver Génesis 49:10 e Isaías 11:1). De acuerdo al cristianismo que dice que Jesús fue producto de un nacimiento de una virgen, él no tuvo un padre - y por ende no pudo haber tenido la posibilidad de ***plir la profecía mesiánica de ser descendiente del rey David por el lado paterno!

Observancia de la Torá

El Mesías va hacer que el pueblo judío ***pla con todas las leyes de la Torá. La Torá plantea que todas las mitzvot permanecerán obligatorias para siempre y que cualquiera que venga a cambiar la Torá es inmediatamente identificado como un falso profeta (Deuteronomio 13; 1 - 4). A lo largo del nuevo testamento Jesús contradice a la Torá y dice que seis mandamientos ya no son aplicables (Juan 1:45 y 9:16, Acts 3:22 y 7:37).

Los Versículos Bíblicos Referentes a "Jesús" son Traducciones Incorrectas

Los versículos bíblicos sólo pueden ser entendidos al estudiar el texto en su idioma original - lo que revela muchas discrepancias con la traducción cristiana.

Una Virgen Dio a Luz

La idea cristiana de que una virgen dio a luz ha derivado de un versículo en Isaías que describe a una "almá" dando a luz. La palabra hebrea "almá" siempre ha significado "una mujer joven", pero los teólogos cristianos vinieron siglos después a traducirla como "virgen". Esto está de acuerdo con la idea pagana de los mortales siendo absorbidos por dioses.

Crucifixión
El versículo en Salmos 22:17 dice: "Como un león ellos están en mis manos y pies". La palabra hebrea keari (como un león) es gramaticalmente similar a la palabra "clavado". Sin embargo, el cristianismo lee el versículo como una referencia al crucifijo: "Ellos perforaron mis manos y pies".

Un Sirviente que Sufre

Los cristianos declaran que en el libro de Isaías capítulo 53 el texto se refiere a Jesús. Pero en realidad, el profeta Isaías en el capítulo 53 de su libro continúa directamente el tema del capítulo 52 describiendo el exilio y la redención del pueblo judío. Las profecías están escritas en el singular puesto que los judíos ("Israel") son considerados como una unidad. La Torá está llena de ejemplos del pueblo judío considerado con un pronombre singular. Irónicamente las profecías de persecución de Isaías se refieren en parte al siglo XI cuando los judíos fueron torturados y matados por las cruzadas que actuaron en nombre de Jesús.
¿De dónde surgieron estas traducciones erróneas? Sn. Gregorio, el Arzobispo de Nanianuz del sigIV escribió: "Un poquito de jerga es todo lo que se necesita para imponerse sobre la gente. Cuanto menos comprendan, más admirarán".

La Creencia Judía Está Basada en una Revelación Nacional

De las 15.000 religiones que existieron en la historia de la humanidad, sólo el judaísmo basa sus creencias en una revelación nacional - es decir: D-os hablándole a todo el pueblo. Si D-os va a comenzar una religión, tiene sentido que se lo diga a todos, y no sólo a una persona. El judaísmo, único entre la mayoría de las religiones principales del mundo, no basa sus creencias en "declaraciones de milagros" para establecer su religión. De hecho la Biblia dice que D-os algunas veces garantiza el poder de "milagros" a los charlatanes, para poder probar la lealtad de los judíos hacia la Torá (Deuteronomio. 13:4).

Maimónides dice (Pilares de la Torá cap. 8):
Los judíos no creyeron en Moshé, nuestro maestro, por los milagros que realizó. Cuando la creencia de una persona está basada en ver milagros, tiene dudas persistentes, porque es posible que los milagros fueron hechos a través de la magia o la brujería. Todos los milagros realizados por Moshé en el desierto ocurrieron porque fueron necesarios, y no como prueba de su profecía.
¿Cuál fue entonces la base de la creencia judía? La revelación en el Monte Sinai, que vimos con nuestros propios ojos y escuchamos con nuestros oídos, sin depender del testimonio de otros· Como está escrito: "Cara a cara, D-os habló contigo..". La Torá también cita: "
D-os no hizo este pacto con nuestros padres, sino con nosotros - que estamos todos vivos hoy" (Deuteronomio 5:3). El judaísmo no es "milagros". Es la experiencia personal de cada hombre, mujer y niño.

Judíos y Gentiles

El judaísmo no demanda que todos se conviertan a la religión judía. La Torá de Moshé es la verdad para la humanidad, sea la persona un judío o no. El rey Salomón le pidió a D-os contestar los rezos de los no-judíos que iban al Templo Sagrado (Reyes I 8:41-43). El profeta Isaías se refiere al Templo como la "Casa para las naciones". El servicio en el Templo durante Sucot presentaba 70 sacrificios animales correspondientes a las 70 naciones del mundo. (De hecho, el Talmud dice que si los romanos se hubieran dado cuenta del beneficio que obtenían del Templo, nunca lo hubieran destruido). Los judíos nunca han buscado convertir a la gente, puesto que la Torá prescribe un camino adecuado para los gentiles, llamado las "siete leyes de Noaj". Maimónides explica que cualquier ser humano, que con fe observa estas leyes morales básicas, gana un lugar propio en el cielo



Ulberto Ggis


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil Email  
Responder citando  

Re: Gabriel Lopez de Rojas retorna al judaismo
NotaPublicado: Sab Ago 08, 2009 1:36 am 
Desconectado

Registrado: Vie Dic 05, 2008 2:57 pm
Mensajes: 65
EL TALMUD

Lo que importa saber es que el judío realiza esta su ley en virtud de su judaísmo, como quien ***ple con una misión.

Porque esta ley contenida en el Talmud, que rige al judío, le manda, en efecto, despreciar y odiar a todos los pueblos, en especial a los cristianos, y no parar hasta dominarlos y sujetarlos como esclavos. Veamos qué nos enseña sobre el Talmud Paulus L. B. Drach, el célebre rabino del siglo pasado convertido al cristianismo, en su famosa y rara obra De l'harmonie entre l'Eglise et la Synagogue, Paul Melier, Libraire-éditeurs, Paris, 1844. Dice Drach que el Talmud designa el gran cuerpo de doctrina de los judíos, en el que trabajan sucesivamente, en épocas diferentes, los más acreditados ministros de Israel. Es el código completo, civil y religioso, de la sinagoga. Su objeto es explicar la ley de Moi sés conforme al espíritu de la tradición verbal, y encierra las discusiones de los diversos doctores. Si el lector juicioso del Talmud puede afligirse a veces de las extrañas aberraciones en que puede caer el espíritu humano, si más de una vez las torpezas del cinismo rabínico obligan a cubrirse el rostro, si el fiel ha de conmoverse por las atroces e insensatas calumnias que el odio impío de los fariseos difunde sobre todos los objetos de su veneración religiosa, en cambio el teólogo cristiano puede recoger allí datos y tradiciones preciosas para la explicación de más de un texto oscuro del Nuevo Testamento y para convencer a nuestros adversarios de la antigüedad del Dogma Cató1ico. El Talmud contiene las tradiciones rea les, que están confiadas a un cuerpo de setenta doctos, el sanhedrín, que era mirado como legítimo sucesor de Moisés. Allí se mezcla lo religioso con lo profano, sobre todo después que los judíos fueron llevados cautivos a Babilonia (586 a. C.). La autoridad de los rabinos desplaza entonces a Moisés y los profetas. Las prescripciones para el acrecentamiento temporal del pueblo judío adquieren más importancia que los preceptos del mejoramiento religioso. Con estas enseñanzas rabínicas, que agravan los peores instintos del pueblo judío, se ha lle gado a crear una mentalidad antisocial y criminal que hace de este pueblo un inadaptado entre todos los pueblos que le dan hospedaje.
El Talmud adquirió singular virulencia después de la aparición del cristianismo. Allí se estamparon las más insolentes y sacrílegas infamias contra Cristo y los cristianos. Esto determinó que los libros del Talmud fueran entregados a las llamas por orden de los Romanos Pontífices o de los príncipes cristianos. Fue entonces cuando un Sínodo judío, reunido en Polonia en 1631, ordenó suprimir cuanto se refiere a Cristo o a los cristianos, en los siguientes términos: "Por tales razones, os ordenamos que de ahora en adelante, cuando publicareis una nueva edición de estos libros, dejéis en blanco los pasajes donde se habla de Jesús de Nazareth, haciendo un circulo como éste O; y todo rabino, como cualquier otro maestro, tenga el cuidado de enseñar tales pasajes a sus fieles sólo verbalmente. De este modo los hombres de ciencia cristianos no tendrán nada que reprochamos al respecto, y podremos evitar que nos sobrevengan las más grandes calamidades y nos será posible vivir en paz".

La obra de Pranaitis (1)

En 1892, de la tipografía de la Academia de Ciencias de San Petersburgo salía la mejor y más cuidadosa antología de máximas talmúdicas referentes a Cristo y los cristianos. Su autor era Mons. I. B. Pranaitis, titular de la cátedra de hebreo de la Universidad Imperial y tenía por título: "Christianus in Talmude Judaeorum, sive Rabbinicae doctrinae de christianis secreta". (El cristiano en el Talmud de los judíos, o los secretos de la enseñanza rabínica acerca de los cristianos). El libro llevaba, el texto hebreo de las prescripciones rabínicas con su traducción en latín. Pero los ejemplares des aparecieron casi completamente. Sólo algunos pocos se salva ron. Con uno de éstos publicó una edición fotocopiada Mario de Bagni, con la correspondiente traducción italiana. De esa edición. aparecida en los Editores Tunminelli y Cía., Milán, Roma, 1939, hemos podido hacer uso para este nuestro libro.

Las enseñanzas del Talmud referentes a Cristo
y a los cristianos

Antes de reproducir textualmente los pasajes más insultantes y criminales del Talmud referentes a Cristo y a los cristianos vamos a dar de ello una idea de conjunto. En una primera parte expondremos la doctrina del Talmud sobre Cristo y los cristianos, y en una segunda los preceptos del Talmud sobre los cristianos.
La primera parte encierra dos capítulos, sobre Cristo y otro sobre los cristianos.

SOBRE CRISTO. Se le llama con desprecío: "este hombre", "un quídam", "hijo del carpintero", el "colgado". Se enseña que es hijo espúreo, de una mujer menstruada. Que tenía en sí el alma de Esaú, que era tonto, prestidigitador, seductor, idólatra, que fue crucificado, sepultado en el infierno, y que hasta ahora es un ídolo para sus secuaces. Como seductor e idólatra, no pudo enseñar otra cosa que el error y la herejía, y ésta irracional e imposible de ***plir.

SOBRE LOS CRISTIANOS. Son llamados Notsrim, Nazarenos, y se les aplica todos los nombres con los cuales se designa a los no judíos. Abada zara, es decir, cultivadores de la idolatría; acum, adoradores de las estrellas y de los planetas; Obdé Elilim, siervos de los ídolos; Mínim, herejes; Edom, idumeos; Goim, gentiles; Nokhrim, extranjeros, forasteros; Ammé Aarez, pueblos de la tierra, ignorantes; Apicorosim, epicúreos; Cutim, samaritanos.
Se dice de los cristianos lo más abominable que se pueda imaginar. Que son idólatras, hombres pésimos, peores que los turcos, homicidas, libertinos, animales impuros, indignos de llamarse hombres, bestias con forma humana, contaminantes a manera del estiércol, bueyes y asnos, puercos, perros, peores que los perros; que se propagan a modo de las bestias, que son de origen diabólico; que sus almas proceden del diablo y que han de volver al diablo en el infierno después de la muerte; que el cadáver de un cristiano muerto no se distingue de los restos de una bestia extinta.
Del culto de los cristianos se dice que es idolátrico, que sus sacerdotes son sacerdotes de Baal, que sus templos son casas de fatuidad e idolatría, y que todos los aparatos que hay en ellos, cálices, libros, sirven a la idolatría; que sus preces privadas y públicas son pecados que ofenden a Dios y que sus fiestas son días de calamidades.

La segunda parte de los preceptos del Talmud sobre los cristianos encierra tres capítulos: los cristianos deben ser evitados, deben ser destruídos, deben ser matados.

LOS CRISTIANOS DEBEN SER EVITADOS. Según el Talmud, por lo mismo que el judío viene de un linaje escogido y recibe la circuncisión, está dotado de tan alta dignidad que nadie, ni siquiera un ángel, lo puede igualar. (Chullin 91 b). Aún más, se le considera casi igual a Dios. Quien golpee al israelita en la mejilla, dice R. Chemina, es como si da una bofetada a la Divina Majestad. (Sanhedrin 58 b). El judío es siempre bueno, a pesar del número r cantidad de los pecados, que no alcanzan a contaminarle, al modo que el barro no contamina el núcleo de la nuez sino sólo su cáscara. (Chagigah 15 b). Sólo el israelita es hombre; de él es todo el universo y a él deben servirle todas las cosas, principalmente los animales que tienen forma de hombre.
Siendo esto así, se hace manifiesto que todo comercio con los cristianos mancha a los judíos. y desdice grandemente a su dignidad. Deben, por tanto, mantenerse lejos de todas las costumbres y actos de los cristianos.
Los cristianos deben ser evitados porque son inmundos. El Abhodah Zarah 72 b cuenta que una vez un hebreo trasvasó vino por medio de un sifón ron dos cañas, una y otra .sumergidas en los vasos. Vino un cristiano y tocó el sifón, y de repente quedó contaminado todo el vino.
Deben ser evitados porque son idólatras y perniciosos. y así no es lícito al judío usar nodriza cristiana, ni preceptor, ni médico, ni peluquero, ni obstetriz cristianos.

LOS CRISTIANOS DEBEN SER DESTRUÍOS. A los discípulos de "aquel hombre", cuyo mismo nombre entre los judíos suena a "bórrese su nombre y su memoria", no se les puede desear otra cosa sino que perezcan todos, romanos, tiranos, los que llevan en cautiverio a los hijos de Israel, de suerte que los judíos puedan librarse de ésta su cuarta cautividad. Está obligado, por tanto, todo israelita a combatir con todas sus fuerzas aquel impío reino de Idumea, propagado por el orbe. Pero como no siempre y en todas partes y a todos es posible este exterminio de cristianos, manda el Talmud combatirlos al menos indirectamente, haciéndoles daño de todas las maneras y así disminuyendo su poder y preparando su ruina. Donde sea posible, puede el judío matar a los cristianos y debe hacerlo sin ninguna misericordia. Vamos a detenernos en este último punto trayendo los textos de la obra de Pranaitis.

Abhodah Zarah 26 b: Los herejes y traidores y apostatas deben ser tirados en un pozo de donde no puedan ser sacados.
Si añadimos a éstos los tiranos que ahora reducen en cautiverio a Israel, tendremos los cuatro géneros de los que deben ser matados por los judíos; es, a saber: los traidores, los apostatas, los tiranos y todos los herejes-cristianos, sin ninguna excepción, ni aunque fueran los mejores de los hombres.

I) Son considerados como los mayores enemigos de los judíos aquellos que revelan los secretos del Talmud o causan daño pecuniario a los judíos aunque sea de poca importancia -Noseroth- traidores.

Choschen Hammischpat 388, 10. Es lícito matar al delator aun en nuestro tiempo, en todo lugar en que sea encontrado. Puede ser matado antes de la delación, Tan pronto como haya dicho que él quiere traicionar a alguien en sus bienes de vida o de riqueza, aunque éstas sean pequeñas y no le produzca mucho daño, ya pronunció contra si mismo suficiente causa de muerte, Avísenle y díganle: "No quieras delatar". Pero si imprudentemente dice: "No, manifestaré esto", debe ser muerto; y cuanto más pronto alguien le matare, tanto mayor mérito tendrá. Si faltare el tiempo de avisarle, el aviso no es necesario. Hay quienes dicen que el traidor debe ser matado sólo cuando sea imposible librarse de él privándole algún miembro. Si fuera posible librarse de él, por ejemplo, quitándole la lengua o los ojos, entonces no es lícito matarle, porque no es peor que los otros perseguidores.
Choschen Hammischpat 388, 15: Si se hubiera probado que alguien ha traicionado por tres veces a Israel, o ha hecho que su dinero pasara a manos de cristianos, será necesario buscar un medio prudente y astuto de suprimirlo del haz de la tierra.
Sanhedrín 59 a: Dice R. Jochamam: el cristiano que escruta la ley es reo de muerte.

II) Deben ser matados los judíos que reciben el bautismo.

Iove Dea 158, 2 Hagah: Los prevaricadores que se pasan a la parte de los cristianos y que se contaminan entre los cristianos, dando culto a las estrellas y a los planetas como ellos hacen, son semejantes a aquellos que prevarican para irritar a Dios; por eso deben ser echados al pozo y no sacados.

III) Deben ser matados los cristianos porque son tiranos, restos de los amalecitas, a los que manda destruir la ley antigua.

Zohar I, 219 b: Cierto es que nuestra cautividad debe durar hasta que sean borrados de la tierra los príncipes cristianos que adoran a los ídolos.

IV) Deben ser matados todos los cristianos, sin exceptuar los mejores de entre ellos.

Abhodah Zarah 26 b. Tosephoth: El mejor entre los goim merece ser muerto.

V) El judío que mata a un cristiano no peca, sino que ofrece un sacrificio aceptable.

Sepher Or Israel 177 b. Borra la vida del cristiano y mátale. Es agradable a la majestad divina como el que ofrece un don de incienso.
Ibid. fol. 180. El israelita está obligado a poner todo su empeño en quitar las espinas de la viña. esto es, en arrancar y en extirpar a los cristianos de la tierra; no se puede dar alegría mayor a Dios bendito que ésta que hacemos exterminando a los impíos y a los cristianos de este mundo.

VI) Después de la destrucción del templo de Jerusalén no hay sacrificio más grande que el exterminio de los cristianos.

En el Zohar III, 227 b., dice el buen pastor: No hay otro sacrificio fuera del que consiste en quitar del medio la parte inmunda.
Mikdasch Melech en el Zohar f. 62, dice: El cabrón que mandaban el día de la expiación a Azaziel nos enseña que también nosotros debemos suprimir del mundo a los cristianos.

VII) A los que matan a los cristianos se les promete el supremo lugar en el paraíso.
Zohar I, 38 b. y 39 a. En el cuarto palacio del paraíso están todos los que lloraban a Sión y a Jerusalén y todos los que han destruido los restos de las naciones idólatras... Y como la púrpura es el vestido honorífico y distintivo de Dios, así serán honrados y distinguidos todos los que habrán matado a los otros pueblos idólatras.

VIII) No se deben hacer las paces con los cristianos, sino que hay que exterminarlos.
Hilkhoth Akum 10, 1. No hagan las paces con los idólatras; de suerte que les concedan permiso de adorar a los ídolos... sino que los aparten de su culto y los maten.

IX) Todos los judíos están obligados a obrar concordemente para destruir a los traidores sus enemigos; si no con la acción directa, al menos con todos los medios.
Choschen Hammischpat, 388, 16: Todos los habitantes de la ciudad están obligados a resarcir los gastos hechos para matar al traidor, aun aquellos que pagan por otro concepto sus tributos.
Pesachim 49 b: Dice R. Eliezer: Es lícito estrangular al hombre idiota en la fiesta de la expiación, aun si caiga en día sábado.
Le dijeron sus discípulos: Rabbí, di más bien inmolar. A lo que les respondió: De ningún modo; porque inmolando es necesario recitar ciertas preces, y estrangulando no son necesarias.


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil Email  
Responder citando  

Re: Gabriel Lopez de Rojas retorna al judaismo
NotaPublicado: Sab Ago 08, 2009 1:13 pm 

Mensajes: 922
EL PUEBLO REBELDE LA HISTORIA NOS HA DEMOSTRADO QUE ESTE PUEBLO TESTARUDO Y REBELDE HA SUFRIDO MUCHA DESDICHA Y DISCRIMINACION POR SUS MISMOS Y ATROCES ACTOS CONTRA LA HUMANIDAD MISMA AL SENTIRSE SUPERIORES QUE LOS DEMAS "GENTILES"
EL CASTIGO LES VENDRA HASTA QUE RECONOZCAN AL MESIAS JESUS AL QUE TANTO NIEGAN.


Reporte este mensaje
Arriba
  
Responder citando  

Gabriel Lopez de Rojas
NotaPublicado: Mié Sep 09, 2009 11:24 am 

Mensajes: 922
Me quito el sombrero judío ante estos videos:

Gabriel López de Rojas renuncia y denuncia a la masonería
- Vídeos relacionados

Gabriel López de Rojas renuncia y denuncia a los Illuminati
- Vídeos relacionados

Gabriel López de Rojas renuncia y denuncia a los Illuminati
video.tiscali.it/canali/truveo/48901547.html - Vídeos relacionados


Reporte este mensaje
Arriba
  
Responder citando  

Video contra la masonería de Gabriel Lopez de Rojas
NotaPublicado: Mié Sep 09, 2009 11:30 am 

Mensajes: 922
El enemigo común es la Masonería y las sectas idólatras, fomentadoras de la desviación de d's. No creyentes judíos o lo que sea. Y no tenemos porque ser obligados a tragar un rabino Jesús convertido en un ídolo que suple a d's. Es ensuciarse. Qué asco de ídolotría.

Masonería: paganismo e idolatría contra el judaísmo, por ex Gran Maestre Gabriel López de Rojas


Los Illuminati y su idolatría, por el ex Gran Maestre Gabriel López de Rojas


Hasidismo


Reporte este mensaje
Arriba
  
Responder citando  

Re: Gabriel Lopez de Rojas retorna al judaismo
NotaPublicado: Jue Sep 10, 2009 2:30 pm 
Desconectado

Registrado: Vie Dic 05, 2008 2:57 pm
Mensajes: 65
hasidim

JESUS ES DIOS Y HOMBRE VERDADERO, POR LO TANTO NO ES IDOLATRIA ADORARLO, NO SEAS BABOSO E IGNORANTE TE CITARE ALGO PARA QUE TE ILUSTRES ANTES DE LLAMARNOS IDOLATRAS A LOS CATÓLICOS

VA LA CITA:

Citar:
Algunas agrupaciones religiosas, como por ejemplo los Testigos de Jehová, han resucitado la antigua herejía arriana, que niega la divinidad de Jesús y lo presenta como un ser creado, una especie de ente excelso cuya naturaleza está entre lo humano y lo divino. Los textos de la Escritura que son usualmente presentados para cimentar estas ideas son, por ejemplo, Juan 14, 28 donde Cristo declara "El Padre es mayor que yo". Adicionalmente suele citarse Juan 20, 17 donde Cristo dice: "... asciendo ahora a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios." Otro texto usado frecuentemente es 1 Corintios 11, 3: "Cristo es cabeza de todo hombre, así como el esposo es cabeza de su esposa y Dios es cabeza de Cristo." Estos y otros pasajes parecen convincentes a primera vista, al menos hasta que uno examina otros versículos que contradicen enteramente esta interpretación, algunos de los cuales hemos seleccionado a continuación. ¿Cómo es posible reconciliar estas dos representaciones? Primeramente, Cristo está claramente sujeto al Padre y sin embargo es uno con el Padre. Lo mismo ocurre con un padre y su hijo en la dimensión humana, el padre es en cierta forma "mayor" que su hijo y a la vez es igual a él en lo que toca a su naturaleza y substancia, de otro modo no podría ser llamado "hijo". De esa manera, Jesús es a la vez humano y divino. Ciertamente en su naturaleza humana él es creación y está, por lo tanto, sujeto al Padre. Pero no podemos enfocarnos solamente en su naturaleza humana sin considerar que—en su naturaleza divina—el Hijo es la Segunda Persona de la Trinidad. Tal cosa presentaría una imagen incompleta de Cristo que negaría otras partes de las Escrituras. Además, muchos de los pasajes citados por los que se oponen a la Trinidad, simplemente muestran que Cristo es Hijo de Dios y no que sea inferior. Esto incluye Mateo 3, 17 en el que oímos la voz de Dios diciendo "Este es mi Hijo, el amado, en quien me he complacido." De hecho, en Juan 5, 18 encontramos que ciertos enemigos de Cristo querían matarlo, no por violar las reglas del sábado sino por querer hacerse igual a Dios, al llamar a Dios su Padre.
Cristo fue perfectamente claro al explicar quién era y de dónde había venido. Si hubiera mentido o hubiera meramente creído ser el Hijo de Dios, entonces los líderes religiosos hubieran estado plenamente justificados en condenarlo a muerte.

Hechos 20, 28 — Tened cuidado de vosotros y de toda la grey, en medio de la cual os ha puesto el Espíritu Santo como vigilantes para pastorear la Iglesia de Dios, que El se adquirió con la sangre de su propio Hijo.

En este pasaje, Dios es la única posibilidad de referencia para el pronombre "El". Por lo tanto, San Pablo está afirmando claramente que Cristo es el Hijo de Dios, por decirlo así, su propia sangre.

Juan 1, 1-3 — En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba con Dios y la Palabra era Dios. Ella estaba en el principio con Dios. Todo se hizo por ella y sin ella no se hizo nada de cuanto existe.

Jesús, el Hijo, es la Palabra. En el principio El es al mismo tiempo Dios y está con Dios. En esta sencilla forma poética, Juan el Evangelista describe la relación que existe entre las personas de la Santísima Trinidad. La declaración de que todo fue hecho por la Palabra y sin ella nada fue creado, es en sí misma una prueba de que la Palabra no es creada, ya que tal cosa sería una contradicción lógica, una imposibilidad. El escritor y apologista católico José Miguel Arráiz Roberti nos explica:

"Este pasaje es tan claro que algunos grupos interesados en negar la divinidad de Cristo se han visto obligados a deformar su traducción para sostener sus doctrinas erróneas. Los testigos de Jehová, por ejemplo, no aceptan la doctrina de la Trinidad, a pesar de la existencia de pasajes de las Escrituras que indican claramente que Cristo es Dios. Para ocultar esta verdad han debido adulterar su traducción de la Biblia. Los traductores jehovistas expresan el texto de Juan 1, 1 de la siguiente manera: "En [el] principio la Palabra era y la Palabra estaba con Dios y la Palabra era un dios." (Traducción del Nuevo Mundo). Para comenzar escriben dios con minúscula para referirse a la Palabra (Cristo), algo que no aparece en el texto griego. Luego agregan el artículo "un". Este artículo tampoco aparece en el texto griego. Como no es difícil comprobar que este "un" no es original del griego y es sencillamente un agregado, los testigos de Jehová han justificado el error de traducción inventando una nueva regla gramatical. Afirman que en el griego no existe palabra para indicar la idea de "uno" y por lo tanto, cuando una palabra no lleva el artículo determinado (jo, je, to, en griego; respectivamente el, la, lo, en castellano) debe colocarse delante la palabra "un, una". Esta regla es falsa, primero porque en griego existen palabras para expresar la idea de "uno, una" sin que tenga que suplirlas el traductor. Una de ellas es "eis" , "mia" (uno, una, uno), que Juan utiliza repetidas veces en su Evangelio. La otra es "tis", "ti" (uno, una, alguno, alguna), que también es utilizada repetidas veces en el Nuevo Testamento. Si Juan hubiera deseado decir que la Palabra (Cristo) era "un dios", hubiera recurrido con toda seguridad al empleo de eis o de tis. Cabe destacar que los autores de la Traducción del Nuevo Mundo, sin embargo, no siguen la regla que ellos mismos inventaron, como puede verse en su propia traducción en el mismo capítulo 1 del Evangelio de Juan, en donde en el versículo 6 se nos dice que un hombre (Juan el Bautista) fue enviado por Dios. Esta palabra está escrita en el original sin artículo determinado; no obstante los testigos de Jehová no han traducido la frase como "representante de un dios", sino "representante de Dios". Esta indocta traducción incurre con frecuencia en estas inconsistencias. Es necesario apuntar que la construcción poética de Juan 1, 1 no hace posible traducir "un dios" debido a que los dieciocho primeros versículos del Evangelio de Juan formaron en su conjunto un canto (muy posiblemente antifonal) que se utilizaba en las reuniones de la Iglesia primitiva. Tenía por ello una estructura (muy clara en los tres primeros versículos) de especial belleza, puesto que cada frase terminaba con la misma palabra con que empezaba la siguiente: "En principio era la Palabra y la Palabra era con el Dios y Dios era la Palabra". Esta construcción además hace girar su encanto (y su impresionante vigor) por medio de usar la palabra con que concluye una frase para comenzar la siguiente. Ambas palabras tienen el mismo valor, contenido y significado. Por esto el "Dios" del final del versículo 1 nunca podía ser "un dios", sino la palabra "Dios", con el mismo significado, contenido y fuerza con que concluye la frase anterior." [1]



Juan 8, 58 — Jesús les respondió: "En verdad, en verdad os digo: antes de que Abraham existiera, YO SOY."

El gran YO SOY (en griego: EGOIMI, en hebreo YHWH) era considerado el Nombre Sagrado e impronunciable tomado por Dios para darse a conocer a Moisés. Jesús está revelando su naturaleza en términos que aún sus enemigos pueden comprender y que, a los oídos de quiénes lo escuchan, justifica la ejecución por blasfemia. Es por eso que algunos entre el público trataron de apedrearlo, al entender claramente que Jesús reclamaba para sí la naturaleza divina.

Hechos 7, 59 — Mientras le apedreaban, Esteban hacía esta invocación: "Señor Jesús, recibe mi espíritu."

¿Puede haber una indicación más clara de la divinidad de Cristo? Compare con
Eclesiastés 12, 7: "Y el polvo vuelva a la tierra, como era y el espíritu vuelva a Dios, que lo dio".


1 Corintios 1, 23 — [...] a la Iglesia de Dios que está en Corinto: a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos, con cuantos en cualquier lugar invocan el nombre de Jesucristo, Señor nuestro, de nosotros y de ellos. Gracia a vosotros y paz de parte de Dios, Padre nuestro y del Señor Jesucristo.

San Pablo es bien claro. Los fieles han sido llamados a Cristo.

2 Pedro 1, 1 — Simón Pedro, siervo y apóstol de Jesucristo, a los que por la justicia de nuestro Dios y Salvador Jesucristo les ha cabido en suerte una fe tan preciosa como la nuestra.

Pedro no pudo haber sido más explícito al referirse a la divinidad de Cristo.

Juan 10, 30-33 — [Jesús les dijo:] "Yo y el Padre somos uno." Los judíos trajeron otra vez piedras para apedrearle. Jesús les dijo: "Muchas obras buenas que vienen del Padre os he mostrado. ¿Por cuál de esas obras queréis apedrearme?" Le respondieron los judíos: "No queremos apedrearte por ninguna obra buena, sino por una blasfemia y porque tú, siendo hombre, te haces a ti mismo Dios".

Los judíos del tiempo de Cristo entendieron muy bien lo que Jesús dijo sobre su propio origen y no se equivocaban. Cristo les recuerda el origen divino de sus propios milagros pues su única defensa ante las acusaciones, era demostrar que las declaraciones acerca de su propio origen divino eran verdad.

Juan 5, 18 — Por eso los judíos trataban con mayor empeño de matarle, porque no sólo quebrantaba el sábado, sino que llamaba a Dios su propio Padre, haciéndose a sí mismo igual a Dios.

Si el origen divino de Cristo no fue sino un malentendido perpetuado por sus seguidores por años después de su muerte, entonces ¿por qué no trató de corregir esa confusión ante las autoridades religiosas para no ser condenado a una muerte horrible por un motivo equivocado?

Lucas 10, 18-20 — El les dijo: "Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Mirad, os he dado el poder de pisar sobre serpientes y escorpiones y sobre todo poder del enemigo y nada os podrá hacer daño; pero no os alegréis de que los espíritus se os sometan; alegraos de que vuestros nombres estén escritos en los cielos."

Cristo es quien imparte estos poderes sobrenaturales a sus discípulos. No le pide al Padre que se los otorgue porque no necesita hacerlo, ya que El es Dios. Nadie, entre los grandes profetas de la antigüedad judaica, jamás hizo cosa semejante.

Filipenses 2, 6-8 — Tened entre vosotros los mismos sentimientos que Cristo: El cual, siendo de condición divina, no retuvo ávidamente el ser igual a Dios. Sino que se despojó de sí mismo tomando condición de siervo haciéndose semejante a los hombres y apareciendo en su porte como hombre y se humilló a sí mismo, obedeciendo hasta la muerte y muerte de cruz.

Este pasaje implica que Cristo existía en la forma de Dios, o sea tenía la misma clase de vida que Dios y estuvo humildemente dispuesto a aceptar una naturaleza humana, tal como lo expresa el Credo Niceno. "Engendrado, no creado, de la misma Naturaleza que el Padre."

Mateo 11, 27 — Todo me ha sido dado por mi Padre y nadie conoce al Hijo sino el Padre, así como nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.


Juan 14, 6-10 — Le dice Jesús: "Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí. Si me conocéis a mí, conoceréis también a mi Padre; desde ahora lo conocéis y lo habéis visto." Le dice Felipe: "Señor, muéstranos al Padre y nos basta." Le dice Jesús: "¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros y no me conoces Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: "Muéstranos al Padre". ¿No crees que yo estoy en el Padre y el Padre está en mí? Las palabras que os digo, no las digo por mi cuenta; el Padre que permanece en mí es el que realiza las obras."

Juan 17, 3 — Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero y al que tú has enviado, Jesucristo.

La oración de Jesús revela su naturaleza divina.

Apocalipsis 22, 13 — Yo soy el Alfa y la Omega, el Primero y el Ultimo, el Principio y el Fin.

Cristo se refiere a Sí mismo con la misma frase que Dios usa para describirse a sí mismo en Isaías 41, 4 y 44, 46; en Apocalipsis 1, 8 y 21, 6. A quien conoce las Escrituras no le hace falta agregar más. El sentido de la frase no puede ser más claro.

Como evidencia de la divinidad de Jesús, los escritores del Nuevo Testamento adjudican a Jesús el ***plimiento de varios textos y profecías que normalmente se aplican al Yahvé del Antiguo Testamento. A continuación presentamos una lista con algunos de los muchos ejemplos que existen.

Salmos 16, 8-11 — Tengo siempre presente al Señor: El está a mi lado, nunca vacilaré. Por eso mi corazón se alegra, se regocijan mis entrañas y todo mi ser descansa seguro: porque no me entregarás a la Muerte ni dejarás que tu amigo vea el sepulcro. Me harás conocer el camino de la vida, saciándome de gozo en tu presencia, de felicidad eterna a tu derecha.

Comparar con Hechos 2, 25-28.

Salmos 68, 19 — Subiste a la altura llevando cautivos, recogiste dones entre los hombres—incluso entre los rebeldes—cuando te estableciste allí, Señor Dios.

Comparar con Efesios 4, 8.

Joel 3, 5 — Entonces, todo el que invoque el nombre del Señor se salvará, porque sobre el monte Sión y en Jerusalén se encontrará refugio, como lo ha dicho el Señor y entre los sobrevivientes estarán los que llame el Señor.

Comparar con Romanos 10, 13.

Isaías 6, 10 — Embota el corazón de este pueblo, endurece sus oídos y cierra sus ojos, no sea que vea con sus ojos y oiga con sus oídos, que su corazón comprenda y que se convierta y sane.

Comparar con Juan 12, 40.

Isaías 45, 23 — Lo he jurado por mí mismo, de mi boca ha salido la justicia, una palabra irrevocable: Ante mí se doblará toda rodilla, toda lengua jurará por mí.

Comparar con Filipenses 2, 10-11.

Deuteronomio 10, 17 — Por eso, circuncidad vuestros corazones y no persistáis en vuestra obstinación, porque el Señor, vuestro Dios, es el Dios de los dioses y el Señor de los señores, el Dios grande, valeroso y temible, que no hace acepción de personas ni se deja sobornar.

Compare este texto con Apocalipsis 17, 14 y luego con Apocalipsis 19, 16.

Si los Testigos de Jehová y otros neo-arrianos están en lo correcto en lo que toca a la naturaleza de Cristo, entonces su muerte no podría habernos redimido, ya que sólo Dios podía pagar el precio para rescatar a la humanidad de la maldición que nos sobrevino por la desobediencia de Adán. No aceptar que Cristo es Dios, equivale a admitir que Cristo, el hombre, fue un blasfemo que recibió el justo castigo por su impiedad. Para comprender este importantísimo tópico es necesario apreciar la gravedad del pecado original en el que se ofende a Dios directamente. Una falta contra la infinita majestad de Dios requiere, en toda justicia, una infinita compensación. Es por eso que solamente Dios puede lavar esa ofensa en nombre del hombre y provee al Hijo del Hombre—Cristo mismo—cuyo sacrificio reúne las características necesarias para una justa redención de la humanidad, efectivamente lavando por completo la ofensa cometida contra la Divina Majestad.

Referencias

[1] Comentario de José Miguel Arráiz Roberti en su artículo "Errores de la Traducción del Nuevo Mundo", publ. por Católicos Ecuménicos, 2006 con citas incorporadas de "Las sectas frente a la Biblia" de César Vidal Manzanares, publ. Ediciones Paulinas, Madrid, 1991.
Publicado por Corleonis en 19:20
Etiquetas: Carlos Caso-Rosendi, Divinidad de Cristo


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil Email  
Responder citando  

Re: Gabriel Lopez de Rojas retorna al judaismo
NotaPublicado: Sab Sep 12, 2009 3:18 pm 

Mensajes: 922
Eso es idolatría, como los santos y el culto a imágenes católicas.
El inculto eres tú que desconoces lo que ordena d's en la Torah y lo perviertes como un vulgar pagano utilizando su nombre en vano, llevando al territorio repugnante de la idolatría a muchos hombres equivocados con el santoral e imágenes que REPUGNAN s d's.
Baboso y además antisemita eres tú, aparte de un maleducado.

Hasidim


Reporte este mensaje
Arriba
  
Responder citando  

Re: Gabriel Lopez de Rojas retorna al judaismo
NotaPublicado: Sab Sep 12, 2009 3:23 pm 

Mensajes: 922
---------
La Santísimo Trinidad es idolatría impura contraria a lo que ordenó d's en la Torah y el Shemah Ismael (Escucha Israel).

Tú analfabeto, vete a aprender hebreo y no ensucies más con tu paganismo disfrazado de catolicismo el nombre del rabí Jesús y del judaísmo.

No toques con tus manos ni cites con tu lengua impura de idolatría y paganismo la Torah.

No hay más Pueblo Elegido que el Pueblo Judío y nadie NADIE lo sustituye, convirtiendo a un rabino ortodoxo Jesús en un ídolo trinitario.

Hasidim


Reporte este mensaje
Arriba
  
Responder citando  

Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 31 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4  Siguiente

Todos los horarios son UTC - 4 horas


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


Puede abrir nuevos temas en este Foro
Puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron